Comunicado 32 de la Corte Constitucional

corte ee

Comunicado 32 de la Corte Constitucional

La decisión está descrita en el siguiente párrafo:
2. Decisión
Declarar la EXEQUIBILIDAD del artículo 4 de la Ley 422 de 1998 y del inciso cuarto del
artículo 68 de la Ley 1341 de 2009, por el cargo examinado, en el entendido que en los
contratos de concesión suscritos antes de la entrada en vigencia de estas normas se
deberá respetar el contenido de las cláusulas de reversión en ellos acordadas”.
Literalmente de esto se podría comprender que el fallo cubre solamente los contratos con vigencia del año 1994 a 2004. Esto equivaldría a los equipos de redes con tecnología Analógica –AMS-, TDMA y CDMA. Equipos que ya son muy obsoletos y que no se encuentran en operación. Pero sí cubriría las torres instaladas en ese periodo de tiempo.
Esta sentencia de la Corte Constitucional podría traer otra grave consecuencia. Definir que parte de los BIENES de los operadores será de la Nación. ¿Qué va a hacer la nación con esos activos?

Este hecho que se presenta ahora es que los operadores tendrían un incentivo negativo a invertir ni siquiera en un tornillo en las torres o en las redes hasta no conocerse con claridad cómo se desenreda este rollo. Y esto podría ser un natural freno inmediato a la anunciada inversión para mejora de calidad del servicio. Que podría reducirse a cero o a una mínima cuantía. O lo que podría ser aún más grave, las inversiones diferidas hasta que se aclare, pague y consolide que les queda de los BIENES a los operadores y que le queda al Estado en cumplimiento de la sentencia. En la práctica podría pasar un año antes tener claridad total sobre el alcance de esta sentencia de la Corte Constitucional y por lo tanto extender el problema de falta de calidad en el servicio de telefonía móvil por un tiempo mínimo de un año. Y lo que podría ser peor en proceso de continua degradación…

Redacción:  Evaluamos.
/ Publicaciones

Comparte esta publicación

Sobre el autor

Comentarios

No hay comentarios aun.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *