ETB ofrecerá TV por suscripción

ETB

ETB ofrecerá TV por suscripción

Durante dos administraciones seguidas, la ETB estuvo en ascuas por su eventual privatización. Sin embargo, con la llegada de Petro quedó claro que la empresa no se vendería ni desaparecería. Eso impulsó un ambicioso plan de negocios que tendrá incidencia en las entidades públicas y en el bolsillo de los usuarios.

El wi-fi en espacios públicos, el cambio del cobre por la fibra óptica y la entrada en el negocio de la televisión por suscripción son los planes esperanzadores de la ETB. Pero las dificultades no desaparecen: la empresa no se ha valorizado en el mercado accionario y las disputas con el sindicato parecen no tener una pronta salida.

En entrevista con El Espectador, Saúl Kattan, presidente de la Empresa de Teléfonos de Bogotá, habla sobre las apuestas de la compañía, la integración con otras entidades del Distrito y las peleas con el sindicato de la entidad.

¿Cómo afecta la unión de Millicom (Tigo) y Une a los intereses de la ETB?

En principio, no debería tener ningún efecto. Puede tomar varios meses, hasta un año, que se produzca la fusión, si es que se produce. Esto fusionaría a Une con Millicom, que es dueña de Tigo, y con esto quedaría la composición accionaria de Tigo: 75% de esta nueva sociedad y el otro 25% sigue siendo de ETB. Vamos a tener un socio más fuerte para crecer más agresivamente.

¿Qué tan útil ha sido la participación en Tigo para el servicio de telefonía móvil?

El servicio del móvil virtual de ETB ha sido interesante. Es diferente ser socio de Tigo, que es telefonía móvil, a tener una operación interna de telefonía móvil. Nos ha ido bastante bien, tenemos más de 50.000 usuarios y hemos aprendido muchísimo de cara al proceso de 4G que se avecina.

¿Cuál es la diferencia entre el servicio de telefonía móvil de Tigo y el que provee ETB?

Nuestro servicio es un poco más limitado por las plataformas. Nosotros sólo ofrecemos servicio en prepago; la diferencia con los otros es que tienen prepago y pospago. Pero nuestro prepago es igual al de cualquier otro operador, con tarifas más bajas.

¿Cómo avanza el proceso de fibra óptica?

El año pasado hicimos la estructuración de todo el plan cuya base es la fibra óptica. Llegamos a diciembre y logramos hacer una colocación de bonos en la primera semana de enero con el objetivo de financiar todas las inversiones.
Se colocaron US$300 millones en el exterior al 7%, la tasa más baja de una empresa colombiana en el exterior. La demanda fue de más de US$2..300 millones, muy exitosa. Estamos en los procesos de adjudicación de toda la fibra y esperamos comenzar las obras para meter la fibra durante este primer semestre y lanzarla en el segundo semestre.

¿Qué pasará con la alianza que tienen con Directv, ahora que van a ofrecer televisión?

Se está evaluando. Vamos a empezar con el servicio de televisión en el segundo semestre, mientras vamos poniendo la fibra. Cuando tengamos la fibra, vamos ofreciendo ese servicio. Sin embargo, cubrir a toda Bogotá con fibra puede durar tres o cuatro años. La idea es evaluar la posibilidad de seguir con Directv en unas condiciones diferentes, mientras llegamos con nuestro propio producto. Esperamos que en los próximos dos meses ya se pueda estructurar los nuevos términos.

¿El interés por la subasta del 4G sigue en firme?

Tenemos dudas sobre si participamos o no, porque va a depender de las condiciones que establezca el Gobierno. Todavía no tenemos borradores, ni fecha certera de la subasta. Como se han planteado hasta ahora las cosas, los costos serían demasiado altos y poco rentables para participar.

¿Cuál es la estrategia frente al Gobierno para poder participar?

Todos los operadores, a excepción de Claro, vienen hablando muy de cerca con el Gobierno y con los reguladores, con el fin de que se logre regular el mercado de telecomunicaciones, teniendo en cuenta la concentración que tiene y que representa el 65%, lo cual lo vuelve un monopolio con efectos nefastos para la economía del país y para los usuarios.

Si no logramos regular el mercado de telecomunicaciones es muy difícil que alguno participe en el 4G. De hecho, hace un par de años, varios jugadores internacionales demostraron interés y hoy en día todos han descartado participar en la subasta. Los únicos que siguen manifestando interés sujeto a las condiciones son los operadores que hoy en día están en Colombia, lo cual es lamentable.

¿Cómo va la ETB en el mercado bursátil?

Se mantiene muy estable. Si uno ve los fundamentos de la empresa no puede estar en mejor momento, comparado con otros tiempos. Entonces es curioso, pero poco a poco los inversionistas se van a dar cuenta del tema. Es cuestión de tiempo que el mercado refleje los cambios que está viviendo la empresa.

¿Esa estabilidad en el precio de las acciones está influenciada por algún factor político?

Yo esperaría que no. El alcalde Gustavo Petro ha manifestado su interés en que la compañía se mantenga pública y que sea eficiente, rentable y competitiva, y yo creo que eso ha sido importantísimo para estructurar los planes hacia el futuro. Vemos que le ha dado independencia a la empresa para salir adelante. No debería haber ningún efecto, pero realmente no sabemos qué está pensando el mercado como tal.

Muchos dicen que las negociaciones con el sindicato van muy mal. ¿Es cierto?

El proceso viene avanzando muy lentamente. El 21 de enero abrimos las mesas de negociación y, sin embargo, ellos han estado bastante cerrados porque no quieren negociar nuestra denuncia, sólo quieren negociar lo de ellos. Eso no tiene sentido, la idea es que el foco sea ETB y su competitividad; no se puede pensar en intereses personales.

¿Cuáles son los intereses del sindicato que, usted cree, están en contravía de la proyección de la empresa?

Hay muchos temas que podríamos racionalizar en costos sin quitarles beneficios a las personas. Le doy un ejemplo: hoy en día tenemos dos colegios que son propiedad de ETB y le valen un montón de dinero a la empresa. ¿Por qué tenerlos si el Distrito ofrece educación gratuita de muy buena calidad? En medicina, ¿por qué vamos a tener un servicio de medicina propio cuando hoy en día hay tantos sistemas de medicina prepagada que seguramente son mucho mejores que las de ETB y costarían la cuarta o la quinta parte de eso? Hay muchas cosas que no les vamos a quitar pero que queremos racionalizar.

¿Y qué proponen frente a la subasta de 4G?

Otro de los puntos que exigen es que el Gobierno nos dé 4G. Yo también firmaría, pero es que no depende de mí. ¿Cómo le digo al ministro: “Yo firmé con el sindicato, usted me tiene que dar 4G”? Se va a reír porque eso no lo puedo hacer. Va a haber una subasta; si consideramos que es rentable para la empresa y ganamos, pues maravilloso, pero no puede ser una exigencia del sindicato a la administración.

¿El sindicato ha exigido participación en la junta directiva?

Uno de los puntos del pliego es que están pidiendo más participación en la junta directiva. Pero se sale de mis manos; yo no pongo la junta directiva. Hasta hace unos días había una persona representante de los trabajadores de la CUT, y renunció la semana pasada o antepasada. Va a haber una asamblea en marzo; seguramente ahí los accionistas decidirán los cambios que vendrán en la junta.

 Redacción: ELTIEMPO
/ Publicaciones

Comparte esta publicación

Sobre el autor

Comentarios

No hay comentarios aun.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *