Los tres poderes del país enfrentados por la renovación de licencias de telefonía móvil

Los tres poderes del país enfrentados por la renovación de licencias de telefonía móvil

Un fallo judicial ratificó que Claro y Movistar deben devolver sus activos cuando caduquen sus concesiones (marzo de 2014). No obstante, el MinTIC y la CRC confían en poder concretar la renovación.

En marzo de 2014, las licencias administrativa y de espectro para operar en el mercado de telefonía móvil de Claro (antes Comcel) y Movistar (adjudicadas a igual mes de 1994) quedarán caducas. Debido a eso, ya comenzó hace algunos meses la discusión sobre qué debe hacerse con el espectro que poseen (en las bandas de 850 MHz y 1.900 MHz) y con la infraestructura que han desplegado a lo largo del país.

En ese sentido, a fines de agosto pasado la Corte Constitucional del país ratificó a través de un fallo la cláusula que establecía el proceso de reversión de dichas licencias, incluyendo el espectro y la infraestructura. No obstante, dicho fallo sólo fue conocido a través de declaraciones de miembros del tribunal y su texto completo no fue publicado, lo cual lo hace vulnerable a múltiples interpretaciones.

Una de ellas es la del ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), Diego Molano Vega, quien comentó en agosto a Convergencia latina que, según lo que él había conocido de la decisión judicial, la reversión iba a ser solamente de las concesiones y del espectro, por lo que la infraestructura quedaría en manos de los operadores. Con respecto a eso, Molano opinó que es la intención del MinTIC el que las empresas no pierdan sus activos, para poder mantener un buen clima de inversiones en el país.

En cuanto al proceso de renovación en sí, el ministro no se animó a opinar “sin conocer el fallo”, pero se mostró confiado con respecto a poder concretar una renovación.

Esta postura coincidió con la de Pablo Márquez Escobar, director de la Comisión de Regulación de las Comunicaciones (CRC), quien dijo por esos días a Convergencia latina que el futuro de dichas licencias era “probablemente” la renovación por otros 20 años, y que eso iba a definirse recién en marzo de 2014, cuando las anteriores venzan, ya que todavía se debían discutir cuestiones como el precio que deberán pagar las empresas por el espectro adjudicado y otros detalles del acuerdo.

 

Decreto del MinTIC. Este optimismo del Gobierno se vio reflejado en un decreto emitido por el MinTIC, en el cual se establece que Claro y Movistar podrán renovar sus licencias si cumplieron las condiciones de la adjudicación primaria y si avisan con tres meses de anticipación que quieren concretar dicha renovación. Sin embargo, el documento también estipula que el Estado podrá fijar “nuevas condiciones u obligaciones razonables”.

Proyecto de red estatal. A pesar del decreto y del optimismo del MinTIC y la CRC, en el Congreso de la Nación comenzaron a debatirse alternativas con respecto a una posible devolución al Estado de las redes completas de Claro y Movistar.

En ese marco, el senador Juan Mario Laserna elevó la propuesta de crear una red estatal de telecomunicaciones con esos activos, la cual podría ser utilizada por todos los operadores y, según su opinión, ayudaría a elevar la calidad del servicio en el país. Dicha red sería, según lo proyectado por Laserna, administrada por un operador que pague derechos de uso al Estado, estableciendo así un modelo administrativo similar al de la Red Nacional de Fibra Óptica.

A Laserna se sumaron otras voces en el Congreso, como la del senador Jorge Enrique Robledo, quien declaró que la reversión total haría que el Estado recupere activos que valen cerca de US$ 6.300 millones, y que generaron utilidades netas de US$ 1.260 millones durante el 2012. A su vez, Robledo estimó que no llevar a cabo dicho proceso significaría “desconocer la seguridad jurídica en detrimento del patrimonio estatal”.

La voz de los operadores. Claro y Movistar intentaron mantener el silencio sobre el tema, e incluso se notó su ausencia en eventos importantes del sector llevados a cabo en Colombia (Andicom 2013 en agosto). Rodrigo Lara Restrepo, presidente de Asomóvil (asociación que nuclea a estas empresas), quien admitió que las ausencias en los eventos pudieron tener que ver con el proceso de reversión, pero defendió al sector privado en materia de calidad, que es el mayor cuestionamiento que se le hace desde el Estado. En ese sentido coincidió con Molano en que los operadores están comprometidos con desplegar infraestructura, y que el freno lo ponen las regulaciones municipales.

 

Redacción: Convergencia Latina.

/ Publicaciones

Comparte esta publicación

Sobre el autor

Comentarios

No hay comentarios aun.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *